NO TODOS LOS MEDICAMENTOS EMPLEADOS EN EL TRATAMIENTO DE LA DIABETES PRODUCEN HIPOGLUCEMIA

A lo largo de este post quería ayudaros a identificar, prevenir  y tratar  las hipoglucemias verdaderas o  lo que es lo mismo,  cifras de  glucosa en sangre menor a 70 mg/dl  y , que salvo contadas excepciones, son propias de pacientes diabéticos con medicación. Entre los fármacos que los diabéticos utilizan y que potencialmente pueden producir hipoglucemia  se encontraría en primer lugar la Insulina (cuya finalidad es introducir el azúcar de la sangre en el interior de las células) y a continuación el tratamiento con antidiabéticos orales como las Sulfonilureas

El resto de fármacos como la Metformina, por sí solos no producen hipoglucemia, pero combinados con Insulina o con otros antidiabéticos que sí que bajan el azúcar , podrían precipitar un descenso brusco de la glucosa en la sangre

SUEÑO INTENSO, PÉRDIDA DE CONCENTRACIÓ, CONFUSIÓN… DEBEN ALERTAR A UN PACIENTE  SOBRE UNA POSIBLE HIPOGLUCEMIA

Los episodios de hipoglucemia son muy fáciles de identificar y difíciles de olvidar: sudoración, nerviosismo, inestabilidad , mareos, hambre , confusión, palpitaciones ….el paciente tiene que estar alerta en el momento de empezar a tenerlos porque nos  dan una pista de que los niveles de glucosa están empezando a bajar en sangre y que  tenemos que actuar rápidamente , aunque siempre sabiendo que los síntomas varían de una persona a otra y que cada paciente tiene que aprender a identificar sus propios síntomas. En el momento en que los presenta, se debe medir  la glucemia para verificar que los síntomas se corresponden con una glucosa <70 mg/dl y mejoran al elevar el azúcar en sangre

El mejor tratamiento para la hipoglucemia sería evitarla  y  para ello tenemos que tener claras las causas que la pueden desencadenar .

TOMAR POR ERROR MÁS PASTILLAS DE ANTIDIÁBÉTICOS ORALES DE LAS PAUTADAS PUEDE PRODUCIR UNA HIPOGLUCEMIA. CUIDADO CON LAS PERSONAS MAYORES

Por un lado, la hipoglucemia puede ser consecuencia de un exceso de medicación. Esto sería poco frecuente en el caso de los antidiabéticos orales, que generalmente se toman en una cantidad establecida, pero en el caso de  la Insulina sí cabe la posibilidad de  administrarnos una dosis superior a  la debida,. También en relación con la insulina, administrarla en el músculo en vez de en el tejido subcutáneo , potenciaría su efecto  y su capacidad reductora del azúcar en la sangre. Por otro lado , un paciente diabético tiene que intentar que su dieta sea variada y equlibrada y que no le falte ningún nutriente, aunque de algunos alimentos como los hidratos de  carbono  tenga que comer menos cantidad.

UN DIABÉTICO NO TIENE QUE QUITAR DE SU DIETA LA PASTA O EL ARROZ, SÓLO TIENE QUE COMER MENOS CATIDAD

Comer excesivamente pocos hidratos de carbono en las comidas o espaciar demasiado tiempo las ingestas entre ellas , podría precipitar una  hipogluemia , que si además se combina con un   ejercicio físico excesivo también es carne de cañón para poder precipitar una bajada de glucosa en la  sangre . Se debe hacer ejercico , pero el adecuado para cada persona y con control.

Si pese a tomar todas las medidas preventivas  necesarias, se tuviera un episodio de hipoglucemia, estas serían las pautas que deberíamos seguir:

VAMOS A SEGUIR LA REGLA DEL 15

Consumir 15  g de azúcar (1 cucharada de miel, medio vaso de zumo azucarado, geles específicos de farmacia,  2 cucharadas de  pasas, incluso un par de caramelos) y repetir la medida del azúcar a los 15 minutos, si sigue baja, volver a tomar la misma cantidad de azúcar, y si la glucemia ya  es superior a 70, se deben tomar hidratos de carbono de liberación lenta que ayudarán  a que el azúcar se mantenga más tiempo estable en la sangre. Un ejemplo serían  15 g de pan integral ó 3 galletas integrales tipo María.

SI NO SE PUEDE TOMAR AZÚCAR POR VÍA ORAL, EL GLUCAGÓN INYECTABLE SUPLE ESA FUNCIÓN

No se debe olvidar que todo paciente diabético tiene que tener al menos un envase de glucagón inyectable en casa y en el trabajo, para poder aumentar rápidamente la glucosa en sangre si ha perdido el conocimiento y no puede hacerlo por la vía oral .

El mejor tratamiento en todo caso , será mantener una relación estrecha con nuestro endocrino y aprender  a regular la insulina o la medicación oral si fuera necesario, en función de nuestro grado de actividad física, ritmo de vida o enfermedades que nos acompañan.