Glándula Pineal

Las funciones de la glándula pineal son las últimas en descubrirse de todos los órganos endocrinos. Responde a las variaciones de la luz que se producen a nuestro alrededor, activándose ante la carencia de la misma para segregar la melatonina (también serotonina, noradrenalina, histamina, y algunas más). Pueden destacarse diferentes funciones:

  • Segrega melatonina, produce DMT y es un depósito de serotonina
  • Refuerza el sistema inmunitario
  • Regula funciones endocrinas
  • Regula el ritmo circadiano y los ciclos de vigilia y sueño
  • Regula ritmos estacionales, de estrés, rendimiento físico y estado de ánimo
  • Influye en las hormonas sexuales

Patologías que puede sufrir la Glándula pineal

El principal problema de la glándula pineal es la calcificación, pues tiende a acumular fluoruro. Con los años se forman cristales de fosfato y la glándula se va endureciendo, hecho que conduce a una menor producción de melatonina. Este es el motivo por el cual los ciclos de sueño se van alterando con la vejez.

Además de incidir en los ciclos nocturnos, la calcificación de la glándula pineal también se relaciona con el Alzheimer, algunas migrañas y el desarrollo sexual precoz.

Por otro lado, es posible que la glándula pineal pueda padecer tumores, conocidos como pinealomas, que pueden provocar patologías como el síndrome de Parinaud, hidrocefalia, alteraciones cognitivas y visuales, etc.