Los estudios de Mamografía obtienen imágenes generadas a partir de rayos X de muy baja dosis, permitiendo detectar las diversas patologías de los tejidos mamarios (en especial el cáncer de mama), tanto para cribado (screening) ginecológico como para diagnóstico dirigido. La mamografía puede ser intervencionista con punción de quistes, biopsia estereotáxica, marcaje prequirúrgico y galactografía.

¿En qué consiste la mamografía?

Durante la mamografía, un tecnólogo radiológico especialmente calificado posicionará su mama en la unidad de mamografía. La mama será colocada en una plataforma especial y comprimida con una paleta transparente de plástico. El tecnólogo comprimirá la mama gradualmente.

La compresión de la mama es necesaria para:

  • Aplanar el grosor de la mama de manera que todos los tejidos puedan visualizarse.
  • Extender el tejido de manera que sea menos probable que las anormalidades pequeñas queden ocultas debido a tejido de la mama superpuesto.
  • Permitir el uso de una dosis más baja de rayos X ya que una cantidad más delgada de tejido mamario está siendo tomada en imágenes.
  • Mantener la mama firme con el fin de minimizar lo que se vea borroso en la imagen a causa del movimiento.
  • Reducir la dispersión de rayos X para aumentar la agudeza de la imagen.

Se le solicitará que cambie de posición durante el procedimiento de toma de imágenes. Las visualizaciones de rutina son de arriba hacia abajo y lateral en ángulo. El proceso se repetirá para la otra mama. La compresión es necesaria, para reducir al máximo el movimiento que degrada las imágenes.

Usted debe permanecer inmóvil y se le puede solicitar que contenga la respiración por unos segundos mientras se toma la imagen de rayos X para reducir la posibilidad de que ésta resulte borrosa. El tecnólogo se dirigirá detrás de una pared o hacia la sala contigua para activar la máquina de rayos X.

Al completar el examen, se le podría pedir que espere hasta que el tecnólogo determine que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias.

El proceso de examen tomará aproximadamente 30 minutos

¿Por qué es mejor Mamografia digital que mamografía convencional?

La mamografía digital , también llamada mamografía digital de campo completo (MDCC), es un sistema de mamografía en el que la película de rayos X es reemplazada por sistemas electrónicos que transforman los rayos X en imágenes mamográficas de las mamas. Estos sistemas son similares a los que tienen las cámaras digitales y su eficiencia permite obtener mejores fotografías con una dosis más baja de radiación. Estas imágenes de las mamas se transfieren a una computadora para su revisión por un radiólogo y para su almacenamiento a largo plazo. Gracias a las técnicas de digitalización, se obtienen excelentes imágenes, sobre todo en mamas de difícil estudio como las glandulares que se presentan en la mamografía como una mama densa, detectando en este grupo de pacientes

En la mamografía convencional el sistema de registro de la imagen consistente en un sistema de película/pantalla que requiere un proceso de revelado de la película para hacer visible la imagen de la mama. Dicho sistema tiene alta resolución y alto contraste. Sin embargo, una de sus principales limitaciones radica en su estrecho rango dinámico que se expresa en un comportamiento no lineal de la curva respuesta de la película; el ruido estructural intrínseco debido a los granos de la película; y en ella se interceptan la adquisición de la imagen, el almacenamiento y el despliegue de la imagen como único medio y de manera inseparable.

La Unidad de Clinica Los Belgas, cuenta con un nuevo mamógrafo; un mamógrafo digital Fuji FDR Amulet Innovality con detector 24×30 cm

Por favor,

PIENSA EN TI, “No olvides tu revisión ginecológica anual”