QUE LOS EXCESOS NO PUEDAN CONTIGO

Se acerca la noche más larga del año y para algunos la noche que más excesos van a cometer , no obstante , para comenzar el 2019  sin remordimientos y libres de los primeros excesos quería sugeriros algunas  recomendaciones para comenzar el año nuevo con buen pie y estómago y mejor cabeza

  • Suena a perogrullo , pero la mejor medida es la prevención y la MODERACIÓN. Ser conscientes a lo largo de la noche de cuanto estamos comiendo y bebiendo y marcarnos un límite de cuánto es lo máximo que nos podemos permitir . Es seguro que si controlamos lo que comemos y bebemos nos lo pasaremos mejor, nos sentiremos más ligeros, disfrutaremos más el momento y el día siguiente y podremos recordar con mayor nitidez y  una sonrisa todo lo bueno de esa noche
  • HIDRATACIÓN. El exceso de alcohol potencia la deshidratación y con ello la pérdida de agua y electrolitos, lo que puede precipitar la tan temida resaca y los dolores de cabeza del día siguiente . Para evitarlo, es fundamental hidratarse abundantemente, no solo el día posterior a la cena,  sino durante la misma fiesta (beber vasos de agua entre copa y copa) y antes de acostarnos . La hidratación deberá mantenerse durante toda la jornada del día siguiente. Además de agua, es recomendable beber bebidas isotónicas para equilibrar  la pérdida de agua y de minerales que trae consigo el exceso de alcohol , e intercaladas con zumos naturales como el de naranja ,  manzana  que nos ayuden a reponer el azúcar y las vitaminas perdidos durante la noche  y que participan en  una correcta metabolización hepática del alcohol. Una idea es dejarnos preparados en el frigorífico un zumo  natural de manzana , mango o naranja,  bien cerrado para evitar su oxidación, y bebernos un vaso abundante con una cucharada de miel cuando volvamos de la fiesta y antes de 
  • CAFÉ, MEJOR PARA EL DÍA 2. Aunque el día 1 de enero podemos caer en la tentación de desayunar un café bien cargadito con el fin de reponernos e intentar volver a ser personas después del ajetreo nocturno, es mejor que lo cambiemos por una bebida menos irritante para el estómago . Y es que después de una noche de sobrecarga gástrica , el café en ayunas puede rematar al probre estómago inflamando irritando las mucosas de sus paredes . Por otra parte ,  el café es bastante  diurético y podría agudizar la pérdida de líquidos que hemos tenido la noche  Mejor cambiarlo por un té verde o blanco que son antioxidantes, infusión de tomillo o salvia, que alivian las molestias digestivas o un poleo o té con menta  , con efecto antiinflamatorio.
  • REPONER ENERGÍA.  Para comenzar el año nuevo con energía y después de los excesos dela noche de fiesta, resulta perfecto desayunar un zumo de naranja natura o de frutas variadas casero o bien una pieza de plátano si preferimos la pieza entera. De esta manera continuamos hidratándonos y además  conseguimos aumentar rápidamnete los niveles de azúcar que haya podido disminuir el alcohol durante la noche . (EL ALCOHOL DISMINUYE EL AZÚCAR EN SANGRE ) Sin darnos cuenta nos llenamos de energía , reponemos  vitaminas y minerales y  ayudamos al  al hígado en su proceso digestivo
  • EVITAR COMIDAS GRASAS O AZUCARADAS. Si conseguimos levantarnos el día 1 con el estómago en su sitio y sin náuseas terribles es posible que sintamos unas ganas tremendas de tomar alimentos grasos , precocinados o con muchos azúcares. Esto es debido a que el exceso de alcohol produce una pérdida de sales  minerales a través de  la orina y el sudor y  una disminución de los niveles de azúcar en sangre lo que estimula las  ganas de tomar alimentos grasos o muy azucarados al día siguiente. Lejos de caer en esta tentación  que terminaría rematando nuestro sobrecargado estómago y sin nutrirnos lo suficiente, tenemos que buscar  alimentos que liberen energía y azúcar lentamente para evitar ataques bruscos de ansiedad y de  apetito, que  repongan al mismo tiempo el sistema hidroelectrolítico y que asienten  y reponga todo el  tubo digestivo . Un caldo de verduras (hidratante y reponedor de sales y vitamina C) y un plato de arroz hervido o de pasta  con pan tostado, nos va a saciar , controlará la sensación de hambre voraz y nos dotará de vitaminas y minerales para prácticamente todo el día
  • INFUSIÓN DE JENGIBRE PARA LAS NÁUSEAS. El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias , mejora las digestiones y alivia la sensación nauseosa. Si no nos gustan las infusiones , podemos optar por consumirlo  en forma de pan o galletas de jengibre. Una manera sencilla y deliciosa de controlar estos síntomas
  • QUE NO FALTEN HUEVOS Y ATÚN AL NATURAL . Para una correcta metabolización del alcohol son fundamentales vitaminas del grupo B como la B6 y la B12. Las podemos encontrar en alimentos como el huevo (mejor cocido) o atún al natural, que además son muy digestivos, saciantes  y fáciles de preparar. Perfectos para incluirlos en la media  mañana del día 1 o para comer o cenar. Además, el huevo es rico en el aminoácido cisteína , que ayuda a eliminar el acetaldehido procedente   del metabolismo del alcohol.
  • MEJOR IBUPROFENO QUE PARACETAMOL Si a pesar de todas la medidas anteriores la resaca permanece y tenemos un tremendo dolor de cabeza y siempre que no lo tengamos contraindicado por problemas previos de salud, es mejor solucionarlo con Ibuprofeno que con Paracetamol, ya que éste, al se metabolizado principalmente por el hígado, va a darle un trabajo añadido al que ya venía teniendo por el metabolismo del alcohol.
  • ¡LA RESACA NO SE SOLUCIONA CON UN CERVEZA! Aunque tiene propiedades antioxidantes, y tiene ácido fólico, proteínas y minerales, también está compuesta por  alcohol que es precisamente lo que estamos intentando neutralizar con todo tipo de medidas. No, la resaca no se soluciona bebiendo

 

Aún estamos a tiempo…. ¡¡¡¡AUTOCONTROL!!!! Y MODERACIÓN

¡FELIZ AÑO!